El uso de Hilos Tensores es el tratamiento para combatir la flacidad de la cara. Esta técnica lleva muchos años realizándose dentro de la Medicina Estética mínimamente invasiva, es decir, es un tratamiento sencillo, rapido y prácticamente indoloro. No deja marcas ni huellas en la piel.

 

Las técnicas de suspensión facial con hilos es importante comentar que no reemplazan a un lifting quirúrgico facial pero la combinación de hilos con otras técnicas es una alternativa mínimamente invasiva con unos resultados excepcionales.

 

 

Preguntas frecuentes sobre Hilos Tensores

 

  • ¿Cuántos hilos hay que poner?

En función del paciente. Siempre es nuestra equipo de profesionales quién nos orientará.

 

  • Tengo 34 años, ¿Puedo ponerme ya hilos tensores?

Si. A partir de 30 años empiezan los primeros signos de la flacidez en el rostro, por eso, es ideal a partir de dicha edad.

 

  • ¿Qué beneficios tiene los hilos tensores?
  1. Reduce la flacidez
  2. Aporta luminosidad al rostro
  3. Da elasticidad a la piel
  4. Estimula la generación de colágeno 

 

 

En Medicina Estética Carmona siempre recomendamos a pacientes que tienen previsto realizarse esta tipo de rejuvenecimiento facial por medio de hilos tensores. Si quieres valorar tu caso de forma gratuita pide una cita en el 968 11 20 93.