La enfermedad dermatológica de los folículos pilosos y suns glándulas sebáceas, es conocida como nombre de acné. Las secreciones excesivas de esas glándulas junto con las células muertas de la piel, taponan el canal de la salida del pelo, y así de origina el acné.

El taponamiento de los poros favorece el crecimiento de las bacterias y la infección de pus, lo que conlleva al esparcimiento descontrolado del mismo y como consecuencia, se infalama la piel y aparece la lesión activa que a menudo deja cicatrices. Las  zonas más propensas a desarrollarlo con la cara, espalda, hombros, pecho y brazos.

Las causas que provocan el acné pueden ser muchas: intervienen factores hormonales, hereditarios o genéticos, ambientales y dietéticos. El acné puede afectar a todas las edades desde el nacimiento hasta mediana edad, e incluso más allá de los 40 años, aunque debido a los cambios hormonales en ambos sexos, la edad de presentación más frecuente es la pubertad, entre los 12 y los 16 años. En lo que respecta a los adolescentes, el acné puede tener un gran impacto en los jóvenes porque, además de ser molesto y causar dolor, también los vuelve estéticamente vergonzosos, haciéndolos más inseguros y retraídos socialmente.

El estrés es otro factor que puede contribuir a un aumento de los brotes de acné debido a los cambios hormonales que provoca, además de que puede hacer que las personas toquen o manipulen más las lesiones existentes, lo que hace que se sobreinfecten con las lesiones. 

 

¿Cómo funciona el tratamiento del acné?

Es importante tratar el acné lo antes posible para minimizar sus consecuencias, lo más grave es la aparición de cicatrices a largo plazo. Las cicatrices pueden ser de muchos tipos, y las cicatrices más profundas pueden terminar desfigurando la cara y haciendo que la piel se hunda, pero con el tratamiento del acné, hay una solución para todo. El tratamiento del acné debe ser siempre individualizado en función de la gravedad, el tipo y la edad del paciente y realizado por un especialista. Este tratamiento para el acné puede incluir lo siguiente:

  • Tratamiento tópico, médico y cosmético del acné
  • Medicamentos sistémicos para el acné
  • Tratamiento quirúrgico manual del acné.

En algunos casos se requiere tratamiento quirúrgico de la lesión para vaciar el acné, el cual debe ser realizado por un dermatólogo.

 

 

Si deseas valorarte del acné en el rostro y otras zonas en Clínica Carmona Medicina Estética somos especialistas. ¡Ven a visitarnos!