Todo el mundo quiere tener una piel suave y luminosa. Por este motivo, muchas veces recurrimos a los efectos del colágeno, vitaminas faciales, etc. Sin embargo. cuando oímos hablar del Peeling químico facial lo primero que se nos viene a la mente es una cara bastante dañada y enrojecida, que muda la piel como si de una serpiente se tratara.

Pero, esto no es del todo así. Vamos a olvidarnos de prejuicios y analiar todas las bondades de este tratamiento que esta tan de moda últimamente.

 

¿Qué es un peeling químico?

El peeling químico e sun tratamietno que consiste en la aplicación de una solución química que produce un desprendimiento de la capa más superficial de nuesrtra piel. Su objetivo principal es generar una nueva epidermis cuyo tejido conjuntivo haga una piel más suave y rejuvenecedora.

 Para que lo entendamos mejor, el peeling químico facial es simplemente una versión mejorada de la exfoliación que utiliza ácidos habitualmente usados en el cuidado de la piel pero a una concentración mayor. Elimina las capas de suciedad y las células muertas a las que no podemos llegar en nuestra rutina de belleza diaria.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El proceso en nuestra clínica suele durar unos 30 minutos, lo realiza una doctora especialista. Primeramente limpiamos muy bien el rostro y después aplicamos la solución líquida. En muchas ocasiones realizamos la combinación del peeling químico con el dermapen para conseguir una resultados más optimos.

 

¿Para qué tipos de piel está indicado?

Existen peeling químicos para cualquier tipo de piel (piel seca, seborreica, con marcas, etc.). De hecho, si escuchamos a los expertos a casi todo el mundo le viene bien un peeling facial, el truco está en los ingredientes y la profundidad escogida. Hay   peelings para iluminar la piel, con efecto flash, para mejorar arrugas, tratar el melasma y las manchas, las cicatrices del acné, etc.

Nuestras doctoras de medicina estética valoran personalmente cada caso antes de realizar cualquier tratamiento y tienen en cuenta todos los factores que pueden influir: si existen manchas y de qué tipo son, si ha habido o va a haber exposición solar, el estado normal del paciente, los resultados deseados, etc.

 

En definitiva el peeling químico es un tratamiento idóneo para mejorar la piel y su aspecto. Si deseas más información acerca de este tratamiento no dudes en contactar con Clínica Casrmona Medicina Estética. ¡Somos especialistas!